¿Qué es la sarna y cómo afecta a mi perro?

2022 | Blog | 0 Comentarios

Perro con sarna en consulta con el veterinario

Lo primero que debes saber es que la sarna no es una enfermedad, sino un conjunto de enfermedades ocasionadas por los ácaros que viven en la piel. Todos los tipos de sarna provocan mucha comezón y tienen síntomas visibles en la piel. No todas son contagiosas, pero los perros más propensos a sufrir de sarna son los que están en exteriores, los que viven hacinados o los que están en condiciones de poca higiene y salubridad.

¿Cómo se contrae la sarna en perros?

También conocida como roña en perros, la sarna se contagia de perro a perro en la mayoría de los casos, aunque también se puede contraer cuando el perro tiene un sistema inmune debilitado, esto se debe a que el organismo del perro no puede contrarrestar el ataque de los ácaros, lo que puede suceder en los primeros meses de vida o en el proceso de lactancia en las perras.

Es una enfermedad poco común en perros sanos, se presenta mucho más en aquellos que están enfermos o tienen problemas de nutrición, no existe una raza más propensa a algún tipo de sarna y en la mayoría de los casos se puede curar con un tratamiento adecuado.

¿Qué es un ácaro?

Son ectoparásitos que se alojan en animales, plantas y personas y sobreviven en muchos ecosistemas. Existen diferentes tipos de ácaros, que causan diferentes enfermedades, por esto es importante determinar el tipo de ácaro que está afectando a tu mascota para encontrar el tratamiento más efectivo.

Síntomas en perros

En la piel se notan los primeros signos, pero el más evidente es la picazón. También vas a notar un cambio de actitud en tu lomito, como lamerse la piel o no mostrar interés por actividades físicas o juegos, por lo que debes llevarlo al veterinario de inmediato.

Otros síntomas son:

  • Sensibilidad o enrojecimiento de la piel
  • Alopecia en zonas como las piernas y el abdomen
  • Manchas de sangre
  • Heridas o llagas
  • Costras
  • Olor desagradable que proviene de las lesiones
  • En los peores casos los perros pierden la visión y dejan de comer

La piel es el órgano más afectado, por lo que será fácil reconocerla como lesiones, enrojecimientos o ronchas que se presentarán en la piel de tu perro, ya que los ácaros se reproducen muy rápido y empiezan a causar una comezón muy intensa.

¿Cómo se diagnostica?

Aunque los síntomas visibles pueden dar indicios, existen otras enfermedades tópicas que pueden ocasionar lesiones similares, por lo que para hacer un diagnóstico definitivo tu veterinario realizará una prueba bajo el microscopio con una muestra de pelo para confirmar la presencia del ácaro.

Tipos de sarna en perros

Sarna sarcóptica

El ácaro sarcoptes scabiei es el que origina esta enfermedad, misma que avanza muy rápido porque los ácaros crean túneles en la piel de los perros, lo que provoca enrojecimiento y una comezón muy intensa. Es altamente contagiosa y los perros enfermos pueden transmitirla a los humanos.

Sarna demodécica

El ácaro que provoca esta enfermedad causa lesiones en la cabeza y orejas del perro, suele presentarse en perros con un sistema inmunitario debilitado y sus síntomas pueden avanzar hasta convertirse en sarna pododermatitis demodécica, que suele presentarse en las patas de los perros con lesiones muy severas que desprenden olores muy fuertes.

Aunque existen otros tipos de sarna, las que te compartimos son las más comunes y ya que algunas de ellas pueden transmitirse a los humanos es importante mantener un entorno limpio para garantizar tu salud y la de tu perro.

¿Cómo se trata?

Para eliminar la roña en los perros se debe administrar un tratamiento farmacológico y cuidados higiénicos en casa. En algunos tipos de sarna los medicamentos son acaricidas por vía oral, tópica, en spray o parches sobre la piel. También se suelen acompañar de antibióticos para prevenir y tratar las infecciones bacterianas.

También se pueden realizar baños con productos antiseborreicos para ayudar a eliminar la caspa en la que se alojan los ácaros. Si el perro enfermo convive con otros animales, hay que separarlo para evitar los contagios y limpiar muy bien la cama, ropa y juguetes con los que esté en contacto tu perrhijo.

Tratamientos para la sarna en perros

La sarna en perros se trata con diferentes medicamentos, algunos de los más comunes son:

Clotrimazol

El clotrimazol es un fungicida que actúa sobre la piel, matando los hongos, ácaros y bacterias que puedan existir. Pueden administrarse como pomada, por vía oral o en spray.

Inyecciones de ivermectina

La ivermectina es un medicamento antiparasitario muy eficiente para erradicar los parásitos internos y externos de los perros, funciona mediante la eliminación de estos organismos, causándoles parálisis y luego la muerte. Esta es una forma muy efectiva de prevenir enfermedades como la sarna y otras complicaciones de salud de origen parasitario.

Pomadas o medicamentos tópicos

Las lactonas macrocíclicas (ivermectina, moxidectina, milbemicinas) son los medicamentos más usados para el tratamiento de la sarna en perros. Vienen en presentación tópica, oral, dispositivo para los oídos, spray, etc.

¿Con qué bañar a mi perro si tiene sarna?

Los baños se deben hacer una vez a la semana y debes usar guantes de látex para masajear y evitar que las bacterias de tus manos vayan a la piel del perro.

El jabón en estos casos debe ser medicado, por lo general se trata de jabones con pH neutro y con efecto antibacteriano, antiséptico y calmante. Nunca uses un jabón con perfume para bañar a tu perro con sarna.

Debes bañarlo como de costumbre, con los productos que te ha recetado el veterinario, el agua debe estar a la misma temperatura del perro y es necesario hacer masajes suaves para que las propiedades de los productos penetren en la piel. Deja que actúe por unos minutos, enjuaga con abundante agua para eliminar los restos de producto y seca con una toalla limpia.

Remedios caseros para la sarna en perros

Es necesario aclarar que la sarna es una enfermedad que debe ser vigilada por un veterinario, en ningún caso los remedios caseros deberían tomarse como tratamiento principal. Sin embargo, sí ayudan a mejorar los síntomas mientras el tratamiento farmacológico hace efecto.

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato tiene un efecto antiinflamatorio y ayuda a reducir la comezón, si mezclas bicarbonato de sodio con agua hasta conseguir una pasta, puedes usarlo como parche sobre las lesiones. Antes de enjuagar con agua, espera a que el producto haga efecto por 15 o 20 minutos. Puedes aplicar un poco de aceite de coco para ayudar a la hidratación de la piel.

2. Vinagre de manzana

Durante los baños para eliminar la sarna en perros puedes agregar una o dos cucharadas de vinagre de manzana al agua para calmar la comezón y la sensibilidad de la piel.

3. Aloe vera, miel y aceite de oliva

El aloe vera, la miel de abeja y el aceite de oliva funcionan muy bien para aliviar síntomas como la irritación porque tienen un efecto calmante. Aplica estos ingredientes sobre las lesiones de sarna y deja actuar entre 15 y 20 minutos.

La sarna en perros es una enfermedad curable y que se puede prevenir con una correcta higiene de nuestras mascotas y con una alimentación balanceada y completa. Hay ciertos perros que tienen un sistema inmune débil y son más propensos al ataque de los ácaros, por lo que debes hacer revisiones constantes a la piel de tu perro para detectar cualquier cambio en su pelo.

TEMAS RELACIONADOS: ¿Cuál shampoo usar para bañar a mi perro?, ¿Cuándo y cómo bañar a mi perro?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *