4 comandos básicos que debes enseñar a tu perro

2022 | Blog | 0 Comentarios

Hombre trotando con su perro

El entrenamiento de tu perro comienza con el conocimiento de los comportamientos básicos más importantes que debe dominar tu perrhijo para garantizar su seguridad, por eso te compartimos los 4 comandos básicos que debes enseñar a tu perro.

Los 4 comandos básicos son:

  • Quieto
  • Aquí (llamada o recordatorio de emergencia)
  • Deja
  • Junto

Antes de explicarte en qué consiste cada uno, es necesario que entiendas el proceso de aprendizaje que sigue tu mascota para que puedas enseñarle de forma efectiva los comandos básicos que mencionamos.

La forma en la que nuestros perros aprenden órdenes se basa en el control de estímulo y consta de las siguientes etapas:

  1. El perro entiende la señal y responde de inmediato.
  2. El perro no realiza el comportamiento en ausencia de la señal.
  3. El perro no hace el comportamiento en respuesta a alguna otra señal.
  4. El perro no hace ningún otro comportamiento en respuesta a la señal.

Lo que significa esto es que nuestros perros aprenden a realizar acciones específicas con base en señales previamente definidas, ya sea un gesto o una palabra a la que llamamos comando.

1. Quieto

El primero de los comandos básicos a enseñar a tu perro es «quieto».

Perro Pomerania Aprendiendo El Comando Quieto
Perro pomerania aprendiendo el comando quieto

Enseñar a un perro a permanecer en posición es uno de los comportamientos más importantes que debe aprender. Dicho esto, muchos entrenadores enseñan dos conceptos similares con significados ligeramente diferentes. Una señal es «quieto» y la otra es «espera».

La diferencia entre los dos a menudo tiene que ver con el grado de rigidez o formalidad. Cuando se usa «espera», es como decir «espera un minuto» y cuando se utiliza «quieto» realmente significa «quedarse en esa posición particular».

Algunos entrenadores usan «espera» en situaciones que involucran límites, como en el caso de un perro que espera salir de un automóvil o pasar por una puerta.

2. Aquí (llamada o recordatorio de emergencia)

Enseñarle a tu perrhijo este comando puede salvar su vida si se suelta y comienza a correr hacia la calle, con todos los peligros que eso implica, ya que al decirlo el perro debe dejar lo que esté haciendo y acudir a tu llamado.

En nuestra experiencia, el mayor problema es que las personas no dedican el tiempo suficiente a reforzar este comando, por lo que la clave para que tu lomito aprenda correctamente es la repetición en diferentes situaciones y lugares.

Recuerda que puedes usar cualquier palabra, pero nosotros recomendamos una que asocies fácilmente con la actividad que quieres que tu can realice.

3. Deja

Pug Mirando Plato Con Fresas
Perro Pug Mirando Plato Con Deliciosas Fresas.

Deja significa no acercarse, no tocar, no comer lo que sea que esté olfateando o mirando o soltarlo si nos hemos distraído y nuestro perro ya lo tiene en el hocico. Esto incluye todo, desde pelotas o medicamentos derramados hasta animales, comida o cualquier cosa que tu perro pueda encontrar en su camino.

Que tu perro aprenda el comando deja también puede salvar su vida, particularmente si lo enseñas a sólo consumir los alimentos que tú o tu familia le dan, pues de esa forma evitarás una visita de urgencia al veterinario si se intoxica o envenena por llevarse al hocico comida que encuentra en la calle.

La metodología para el comando deja es la misma que para todos los comportamientos básicos:

  1. Enseña el comportamiento
  2. Etiqueta el comportamiento con una palabra o comando

Gradualmente debes agregar distracciones, incluyendo otros objetos, distancias mayores y periodos de tiempo más largos.

Por ejemplo, primero le puedes enseñar a dejar una porción fija de comida, luego a dejar un trozo de comida que se ha caído y después a caminar alrededor de la comida sin tocarla. Una vez aprendido este circuito, lo puedes aplicar para otros objetos hasta que el comportamiento se generalice.

4. Junto

La intención de este comando es que tu perro se mueva en conjunto contigo, es decir, que camine a tu ritmo sin tirar de su correa, que se pare si tu lo haces e incluso que corra a tu lado.

¿Cómo enseñar a tu perro a caminar contigo?

1. Consigue los premios favoritos de tu perro

Para empezar, necesitas llevar contigo un montón de premios que le gusten a tu perro, pueden ser de los que compras en la tienda de mascotas o simplemente pedacitos de su comida favorita (pollo, queso, jamón, etc.).

2. Elige un lugar tranquilo

Encuentra un lugar en el que puedas caminar con tu perro con una correa corta o sin correa sin que te preocupe si sale corriendo, puede ser un parque, un patio o incluso tu sala de estar si es lo suficientemente grande.

3. Asocia la acción deseada con una recompensa

Lo primero que tienes que lograr es que tu perro se acerque a ti, para ello simplemente comienza a pasear por el lugar y cuando tu perro se acerque exclama con entusiasmo «¡ahí está!» y dale un premio. Repite el procedimiento espaciando gradualmente la entrega de premios, hasta que tu perro lo domine.

4. Etiqueta la conducta con el comando elegido

Una vez logrado este objetivo el siguiente paso es que agregues el comando elegido, en este caso la palabra Junto; practica con tu perro y prémialo cuando se comporte de la forma deseada. El paso final es llevar la práctica del comando a espacios abiertos en los que tu perro tenga que enfrentarse a algunas distracciones.

Que tu perro aprenda estos comandos básicos es de suma importancia para su seguridad y tu tranquilidad, así que practícalos con tu perrhijo por lo menos una vez al día y verás lo fácil que es educar a tu perro.

TEMAS RELACIONADOS: 7 consejos para entrenar a tu perro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *